Jamones Trevedul Estafa vendiendo jamones polacos

146 visitas

Jamones Trevedul Estafa vendiendo jamones polacos

La etiqueta comercial de Trevedul, el jamón de cerdo polaco fabricado por la cárnica Comapa –que confunde a los consumidores utilizando un nombre que evoca mentalmente la Indicación Geográfica Protegida (IGP) de Jamones de Trevélez–, no solo encubre el verdadero origen de su materia prima, sino que también engaña sobre el proceso de curación del producto, que no es lo que parece.

Algunos clientes de Ahorramás, Consum y Eroski (además de los chilenos que compran en la cadena americana Walmart, donde también se distribuye este jamón) seguramente se sienten atraídos a este producto porque su etiquetado muestra un elegante diseño de la Sierra Nevada –y, por supuesto, alude al nombre de la montaña de Granada– justo debajo de la leyenda “jamón natural”.

El verdadero timo de la etiqueta frontal está emparedado precisamente entre la leyenda “jamón natural” y la referencia a la Sierra Nevada, donde se alega que Trevedul tiene un “curado exclusivo con sal marina a 1.476 metros”. En su web, Comapa insiste en este detalle: “Esa es la altura de nuestro secadero de Trevélez“, dice, apuntando a la verdadera elevación del municipio andaluz de los renombrados jamones.

Es cierto que Comapa tiene un secadero en Trevélez, pero esta instalación no fue el último manipulador del jamón Trevedul al que tuvo acceso Economía Digital, como consta en los datos de trazabilidad sanitaria. La nave que albergó en último término las piezas de jamón en realidad está localizado a 75 kilómetros de Trevélez, a una altitud que no se acerca ni por la mínima a los 1.476 metros a los que alude el precinto.

0